Plaza de España (piazza di Spagna)

Por • 4 feb, 2009 • Sección: Lugares

Frente a la embajada española ante el Vaticano y por ello su nombre, se presenta en Roma la Plaza de España como un sitio de sumo interés para quien quiere recorrer los lugares con vida. Más allá de su valor histórico, como la mayoría de los lugares en la capital italiana, esta plaza presenta la característica de estar muy poblada en los días cálidos de primavera, cuando los transeúntes se detienen a contemplar su maravillosa escalinata y se sientan a consumir un helado o cualquier otra cosa. También la escalinata es un símbolo de la moda debido a los grandes desfiles que allí se realizan con grandes marcas europeas.

La embajada ante la Santa Sede del país español está allí desde el siglo VII, también llamada en tiempos del papa León X Piazza di Popolo (Hoy otro sitio se llama así) y también Trinità dei Monti por la iglesia. La escalinata fue inaugurada por el Jubileo de 1725 por el papa Benedicto XIII. Está construida en mármol travertino con 135 escalones para unir la embajada española con la iglesia Trinità dei Monti. Fue diseñada por Alessandro Specchi y Fransisco De Sanctis y financiada su construcción por la Casa de Los Borbones franceses, que en aquellos tiempos eran de las familias más ricas de occidente. El lugar está decorado con hermosas terrazas jardín que en primavera y verano ornamentan un variado florido extraordinario. La última restauración fue en el año 1995 y hoy en día es uno de los lugares más vivaces de Roma, no sólo visitado por los turistas sino muy frecuentado por los mismos romanos.

A los pies de la escalinata se encuentra la Fontana della Barcaccia de estilo barroco inaugurada en 1627. La escultura de Pietro Bernini asemeja a un barco, dícese que por la aparición de una nave en la plaza en la inundación del Tíber en 1598. La obra fue encargada por Urbano VIII y se llevo adelante con dificultades técnicas que fueron superadas para lograr el fluido de agua por la popa y la proa del barco.

Frente al palacio de la embajada se encuentra la Columna de la Inmaculada Concepción de gran valor para los católicos españoles. Fue mandada a construir por el papa Pío IX en 1857.
Para llegar a la plaza el metro tiene la estación Spagna en la cima de las escalinatas, recordemos que la plaza queda en pleno centro de Roma por lo que haymúltiples vías de arribo. No debe perderse nadie la visita a Plaza España (Piazza di Spagna), no únicamente por su belleza sino por su carga histórica, pasada y presente. Ya que actualmente en ese lugar se realizan grandes eventos debido a la gran cantidad de público que albergan las escalinatas, también en la vida nocturna juega un papel importante ya que muchos jóvenes se reúnen allí para tomar unas cervezas.

Escribe un comentario


nueve + = 18