El altar de la patria

Por • 12 ene, 2011 • Sección: Monumentos

El Monumento Nacional a Vittorio Emanuele II (más conocido por el nombre del rey Víctor Manuel II) es un monumento nacional situado en la plaza Venecia, de Roma.

Monumento Nacional a Vittorio Emanuele II

Monumento Nacional a Vittorio Emanuele II

Esta escultura está diseñada para ser vista desde el frente, porque si se mira desde otra perspectiva se pierden los detalles (la definición de las estatuas) que son importantes. A la muerte de Vittorio Emanuele II, en 1878, se decidió erigir un monumento para celebrar al padre de su país. En el concurso lanzado en 1882, la participación estaba reservada para los diseñadores italianos. Fue elaborada también una lista detallada de las directrices para el proyecto, que requería una compleja escultura al norte del Capitolio, en línea con la Vía del Corso, una estatua ecuestre en bronce del rey, un fondo arquitectónico de al menos diez metros de longitud y veintinueve de altura, a la izquierda, libre en la forma, probablemente para cubrir los edificios laterales y la Iglesia de Santa María en Ara Coeli. Los competidores tuvieron un año para entregar el proyecto.

De los tres seleccionados para la elección final de la Real Comisión se eligió a Giuseppe Sacconi, un joven arquitecto. El monumento fue realizado en mármol Botticino, de una famosa piedra de Brescia. El proyecto se inspiró en los grandes clásicos como el Altar de Pérgamo y el templo de Palestrina y el monumento iba a tener un gran espacio, como un “foro” abierto al público, en una especie de plaza al estilo de la Roma imperial, el símbolo de una Italia unida después de Roma de los Césares y los Papas. Para erigirlo era necesario, entre 1885 y 1888, efectuar unas expropiaciones y la demolición de muchos edificios en el área adyacente al Capitolio, todo a través de un programa específico establecido por el Primer Ministro Agostino Depretis.

Así se procedió a la demolición de un barrio medieval y fueron derribadas la Torre de Pablo III, los tres claustros del convento de Ara Coeli y el edificio situado en las laderas de la colina. De esta manera, cambió drásticamente la estructura urbana. La política de expropiación se aprobó en 1928. Después de la muerte de Sacconi, en 1905, se continuó trabajando bajo la dirección colectiva de Gaetano Koch, Manfredo Manfredi y Pio Piacentini. El monumento fue inaugurado por Vittorio Emanuele III el 4 de junio de 1911, con motivo de la unificación internacional de Italia. Existía igualmente mucho trabajo para completar todavía, como los carros de la Unidad y la Libertad, respectivamente, del escultor Carl Fontana y Paolo Bartolini, que fueron colocados entre 1924 y 1927, mientras que el proyecto final se completó en 1935.

El complejo de de estilo victoriano, las técnicas de construcción clásica pero audaces para su época y la celebración de la grandeza y la majestad de Roma, por fin volvieron a esta ciudad a su papel como capital legítima de Italia. El edificio, debido a su gran tamaño, tiene una estructura compleja y dinámica, con un pórtico neoclásico con columnas corintias (con hojas de acanto talladas en el mármol) que nos llevan de vuelta a los esplendores del templo de Nike (Victoria “personificada”), la Acrópolis de Atenas. Cada porche está decorado con dos carros de bronce coronado por victorias aladas, lo que refleja las sinergias y la arquitectura expresiva de los arcos de triunfo. Periodistas y escritores han generado una gran polémica denominando despectivamente al monumento como “pastel de boda” o “máquina de escribir”. En fin…

Etiquetado con: , , , ,

Escribe un comentario


− 6 = cero